#40aniversario123: Y SI ALGO FALLA, EL RESPONSABLE ES...

Creada para sustituir a Las Tacañonas, Eugenia no tuvo éxito y fue retirada

Aún con el tremendo éxito conseguido durante casi toda su andadura, mentiríamos si dijéramos que a UN DOS TRES… le ha funcionado todo. No es así y no nos gusta mentir. Si nos fijamos, podemos observar los escasos cambios que ha tenido el programa a lo largo de su historia. Si a pesar de eso, el programa ha sobrevivido a diez temporadas, por algo será. Una de las principales y habituales preguntas al comienzo de cada temporada era: ¿Qué novedades traerá? Chicho, gran experto en la ironía, solía jugar con eso al principio de cada etapa para finalmente afirmar aquello de: “Si algo funciona, para que tocarlo”. Según Chicho, la experiencia en los pocos cambios del programa le ha hecho formarse su propia conclusión: “La audiencia pide cambios pero una vez hechos, los rechaza”
Y debe ser así. Uno de los grandes cambios del programa que sí fue acertado y que cambiaría el rumbo de las chicas del programa, fue el ponerlas a cantar y bailar. Eso le dio al programa un aire de más show y que sin duda, marcó el programa. Sin embargo, y después de probar con Las Hurtado como tacañonas durante varias temporadas, el comienzo de la cuarta etapa nos trajo a Eugenia Enchols, una especie de enchufada de Chicho, que intentó sin éxito ninguno sustituir a las Hurtado, presentes entre el público de invitadas, por cierto. Eugenia no duró apenas algunas semanas. La audiencia pedía la vuelta de Las Hurtado en masa. Tanto es así, que a las pocas semanas volvieron con un gran aplauso y se quedaron eternamente… Bueno eternamente queremos decir si nos referimos al UN DOS TRES… RESPONDA OTRA VEZ.

Victor Sandoval participó en la 10 etapa del concurso...
En la nueva versión del programa, ya en 2004 y con Luis Roderas a la cabeza, el programa prescinde de las Tacañonas. Me contaban personalmente que Chicho incluso las llamó en 2004 para decirles que volvía con el programa pero que había decidido ponerlo todo nuevo. Estaba seguro que las iba a echar de menos pero tenía que intentarlo. Y vaya que si las echó de menos. Porque uno de los grandes errores del UN DOS TRES… A LEER ESTA VEZ fue precisamente su parte negativa. En un principio y durante pocas semanas, lo formó el coronel Macphanton y su musculado amigo con un humor más actual y diferente. Se echaba de menos a Las Hurtado tanto que se decidió cambiar por otros dos con un humor más del prorama: pero que pese a gustar un poco más, tampoco es que contara con gran aceptación.
En la 9 etapa, Chicho decide cambiar de rostro de nuevo al concurso. Y lo hace contratando a Josep María Bachs. Frente a unas privadas que ya comenzaban a dar guerra, el catalán no cuaja del todo en el programa. Se echa tanto de menos a Jordi y Miriam… Se le veía incómodo y descuadrado. Quizás demasiado formal para el concurso. Los humoristas, fueron sustituidos por actores, muchos de ellos muy conocidos hoy como Luisa Martín, Pepe Viyuela o Silvia Abascal. Ellos fueron casi la parte más “exitosa” del concurso aunque no consiguieran el éxito de los antiguos. El resto de actores que debutaban en el programa no logran alcanzar la popularidad, excepto Lázaro Escarceller, el abuelo del programa, que con su histérica risa consigue hacerse un pequeño hueco en el programa.
En la 10 temporada, el programa intenta no perder su personalidad pero los tiempos han cambiado y no aguanta la ya brutal competencia de las privadas. Aunque en las primeras semanas la audiencia está con el concurso, a medida que avanza, el programa va perdiendo fuerza. Sin eliminatoria clásica, con una subasta excesivamente larga, con eternos cortes de publicidad, unos premios poco generosos, unos personajes que nada tenían que ver ni con el humor ni con la esencia del programa (Se llegó a contar con Victor Sandoval…), un humor un tanto pasado de moda (aparecen de nuevo Arévalo y Antonio Ozores que duran dos o tres semans solo). El programa pide a gritos cambios. Aún así lo logran mejorar, es entonces cuando llegan Eduardo Aldán, Llum Barrera, Manolo Sarriá y vuelve la eliminatoria clásica pero para entonces, la audiencia ya había huído…

Comentarios