#40aniversario123: FRANÇOISE LACROIX: "Mi trato con Chicho fue simplemente correcto"

Françoise, sentada, la primera por la derecha junto a sus compañeras del programa
A pesar de su correcto castellano, todavía queda en ella algo de su acento natal belga, y ese acento unido a su simpatía, casi te seduce a la hora de hablar. Françoise Lacroix, una de las primeras azafatas que desembarcó en Un, Dos Tres… a la vez que Mayra, ha sido tan amable de atender mi llamada de teléfono y hablar con ella un ratito, repasando lo que fue en su día su paso por el legendario concurso de televisión que mañana cumple 40 años. Gracias Françoise!!:

Empecemos por el principio Françoise, ¿Cómo comienza tu aventura en Un, Dos, Tres…?

Pues mira esto fue casi como una película. Yo llegué a España con el objetivo de aprender español. Aquí conocí a Irene Foster, una de las chicas del programa y ella me dijo que la acompañara al programa, programa por cierto que yo no conocía porque llegaba de Bélgica. No sabía que era “Un Dos Tres…”. De pronto, una señora llamada Susan Smith, se me acercó y me pidió que no me fuera porque me quería presentar a alguien. Ahí llegó Chicho, y tras simplemente unas palabras, me dijo que el lunes me pasara por ahí porque si todo iba bien, firmaría un contrato… Fue así.

Llegaste casi a la vez que Mayra ¿Qué tal la experiencia de trabajar con ella?

Bien. Yo con Mayra me llevé muy bien. Es una mujer super exigente consigo misma y con una memoria alucinante. Los guiones del programa eran inmensos y sin embargo se los aprendía enseguida. Pero mi relación era buena, a pesar de la diferencia que había entre ella y nosotras… ella era la presentadora y nosotras las azafatas al fin y al cabo (dice riendose…)

Con el programa dedicado a EL DEBUT, hay un cambio de chicas y ustedes sois – has dicho alguna vez – invitadas a salir…

Si totalmente. Yo creo que en el fondo, nosotras tuvimos mala suerte, por el momento en el que nos encontrábamos del programa. Chicho quería posiblemente convertir aquello en un show con chicas que supieran bailar y nosotras no sabíamos eso. Al principio supongo que aunque Mayra no lo necesitaba, lo que intentaban era engrandecer su figura. Cuando Mayra se asentó en el programa, nos invitaron a marchar porque claro, aquello tenía que evolucionar supongo. Aunque no nos dieron muchas oportunidades. Recuerdo que vino George Aresu a hacer algunas pruebas y yo me negué porque no sabía bailar. Fue una manera poco elegante de invitarnos a salir…


No es un secreto decir que Chicho tiene fama de ser muy exigente e incluso duro. Me temo que tu relación con Chicho no era muy buena…

(Se rie) Bueno… pues no. A ver… yo cuando llegué a España no sabía quién era Chicho y mi trato con él posiblemente podía llegar a entenderse hasta frío en comparación con el resto de personas que lo trataban con… yo diría que con miedo. Yo vi mucho miedo, excesivo respeto no sé… Chicho al que yo respeto porque no hay duda de que es un histórico de la televisión en España y un buen profesional, quizás no lo era tanto a nivel humano. Era prepotente y hasta déspota. Yo he visto como ha humillado a algunas compañeras que…  a mi entraron ganas de abandonar el concurso. No me gustaba el trato que daba a la gente. Hay que imponerse por supuesto pero no humillar a las personas. Y conmigo, por mi carácter, no nos llevábamos mal pero tampoco fuimos amigos. Pero ya te digo (me insiste), no quiero que mis palabras se malinterpreten, respeto a Chicho pero vi muchas cosas injustas…

Y ahora, casi treinta años después ¿Qué recuerdos tienes del programa?

Pues casi más negativos que positivos. Pero también date cuenta que yo no busqué el programa. El programa me encontró a mi. Yo no buscaba ese mundo. Yo tenía mi pareja, mi vida y aquello me descolocó. Cuando terminé en el concurso yo me alegré, la verdad. Pero mentiría si dijese que todo en Un Dos Tres… fue negativo. Lo mejor fueron mis compañeras con quienes sigo en contacto: Patricia Solis, Irene Foster, Alejandra Grepi…  Bueno y descubrir que me gustaba estar delante de una cámara. El programa me dio una oportunidad y eso es de agradecer. Pero si te digo la verdad, nunca digo que he sido azafata del programa

Por aquel tiempo las azafatas del 1,2,3… eran super famosas ¿Alguna anécdota en cuanto a la popularidad?

(Se rie)) Ya te digo… Nos esperaban chicos a la puerta de mi casa, cuando iba a hacer las compras, porque yo llevaba mi vida normal. Ir a un restaurante que no había mesa y de repente haberla… en fin cosas que en definitiva son un poco patéticas. Pero fíjate, el otro día, se me acercó un señor y se acordó de mí. Es alucinante que la gente siga recordando al programa después de tantos años

¿Y qué hace hoy en día Françoise Lacroix?

Bueno pues me dedico a la televisión. hacemos videos para webs. He sido copresentadora  en Italia, doy clases de francés y soy intérprete de la Audiencia Nacional. En fin lo que se puede en estos tiempos de crisis…

Comentarios